BLOG

   Atrás

La regla de prorrata en el IVA está relacionada con la deducibilidad de las cuotas soportadas y nos ofrece una solución frente a la situación de las entidades que realizan operaciones que originan el derecho a deducción de manera simultánea con otras que no lo otorgan.

Esto se debe a que la ley, en función del destino otorgado a los bienes y servicios adquiridos y en la medida en que estos sean utilizados en la realización de actividades que otorgan el derecho a su deducción, limita la deducibilidad de las cuotas soportadas. Todo ello queda patente en un porcentaje que denominamos prorrata y que tiene dos modalidades: la general y la especial.

Normalmente, se puede aplicar la prorrata general, pero existen dos excepciones:

  1. Cuando seamos nosotros los que expresamente optemos por la prorrata especial.
  2. Cuando aplicando la regla de prorrata general deduciríamos una cifra al menos un 10% superior a la que deduciríamos si aplicásemos la prorrata especial.

Para ejercer la opción por la prorrata especial, podremos hacerlo, generalmente, en la última autoliquidación de IVA del año, en cuyo caso se procede a realizar la regularización de las deducciones practicadas durante el ejercicio.

También podemos optar por la prorrata especial en el período en el que comenzamos la actividad. En ese caso, tenemos de plazo hasta la finalización del plazo de presentación de la declaración-liquidación correspondiente al período en el que se produzca el comienzo en la realización habitual de las entregas de bienes o prestaciones de servicios correspondientes a tales actividades.La opción por la prorrata especial tiene validez mientras no se revoque y durante un mínimo de 3 años.

A continuación veremos las diferencias entre la prorrata general y la prorrata especial.

Prorrata general

Se aplica al total de las adquisiciones de bienes y servicio sin tener en cuenta su destino final. Así se simplifica el cálculo de las cuotas soportadas deducibles.

Para calcularla realizamos el cociente de, por un lado, los importes de las entregas de bienes y prestaciones de servicios deducibles entre el total de operaciones realizadas.

Debemos tener en cuenta que algunas cifras no entran en el cálculo de dicho cociente, ni en el numerador ni en el denominador como, por ejemplo:

Una vez realizado el cociente, multiplicaremos por cien para hallar el porcentaje de la prorrata. Si el resultado no arroja un número entero, redondearemos al número entero inmediatamente superior. Por ejemplo, si nos da 11,01 aplicaremos una prorrata del 12%.

Pero, hasta que no termine el ejercicio, no será posible el cálculo del porcentaje de prorrata, de forma que, para la confección de las liquidaciones de IVA, se aplicará provisionalmente la prorrata definitiva obtenida en el ejercicio anterior.

Además, en la última liquidación del ejercicio se regularizan las cuotas deducibles:

Si la prorrata de IVA definitiva del ejercicio difiere de la del año anterior, ya sea porque sea mayor o porque sea menor, se habrá producido un aumento o una disminución en las cuotas soportadas declaradas respecto de las que resultan ser fiscalmente deducibles.

Por lo tanto, en ese último modelo 303 del año procederemos a ajustar esa desviación.

Prorrata especial

La prorrata especial se apoya en las siguientes reglas:

La prorrata y la contabilización del IVA

Recordemos que las cuotas de IVA soportadas que no hayan resultado deducibles, ya sea por la aplicación de la prorrata general o especial, se contabilizan como mayor importe de los bienes o servicios adquiridos.

Una vez calculada la prorrata definitiva, habrá que realizar un ajuste para calcular el importe que finalmente resultará deducible, pero ello no implicará que se deban realizar ajustes en las valoraciones de los bienes o servicios adquiridos.

En cuanto a la regularización en sí:

La regla de prorrata es una pieza importante en el mecanismo de contabilización y liquidación del IVA que aclara hasta qué punto es deducible el IVA soportado. Influye en la contabilización de las operaciones que realiza cotidianamente la empresa y es altamente recomendable disponer de una solución contable que nos permita gestionar sus cambios con comodidad, ya apliquemos la prorrata general o la especial.

OTROS BLOGS
LIMS Quality Cloud
CMMS Control Cloud
Link 2 Cloud

CATEGORIAS
Lo último
Los más visitados
Novedades de ERP Conta Cloud
Contabilidad
Stocks
Facturación
RR.HH.
Hacienda y Bancos

LOS MÁS VISITADOS
Elección del ERP
Cloud Computing y Seguridad
REBU, cómo funciona
Qué es el REBU
Novedad en Asientos Predefinidos